domingo, 29 de junio de 2014

Sé que a la vida le da por el sadismo, siempre lo he sabido, esas cosas se ven todos los días, por eso he dejado de ver las noticias, de leer el periódico y escuchar la radio. Sin embargo, el aislamiento total no existe, no es posible vivir en una burbuja, menos en estos tiempos de futbol que corren, menos teniendo un equipo nacional que se jugaba a las once de la mañana el "pase" contra un equipo grande. 

Las expectativas eran pocas, pero ahí estaban... y he aquí el sadismo de la vida, dejarnos ver, aspirar, paladear un juego más, con un 1-0 que tenía el sabor de la victoria, dulce victoria, para luego embarrarnos en la cara un empate e inmediatamente después un derrota. Ahí estaba yo, arrepintiéndome de ver el partido, nos había pasado de nuevo, lo de siempre. 

sábado, 25 de enero de 2014

Tengo un conocido que es suicida, quisiera que esto fuera broma pero no lo es, recibe trato psiquiátrico y mucha atención también. Estas cosas, las de los suicidas, no las entenderé nunca ¿Acaso no, la vida es un morir lentamente? a algunos nos toma la vida entera, los más afortunados mueren jóvenes y habiendo amado.

Desde ya un abrazo.
La nostalgia es la manera que tiene la vida de decirnos que todo tiempo pasado fue mejor. Los hijos crecen y envejecemos, si su infancia fuera eterna nunca nos darías cuenta de la grandeza de la vida. Amo envejecer, es sólo que quisiera hacerlo más lentamente.

Desde ya un abrazo. 

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.