viernes, 4 de noviembre de 2011

En mis ratos libres son usuario de una distribución de linux, mi preferida es Debian, el arte visual de ubuntu me encanta, incluyendo Unity, aunque prefiero a Gnome-shell, sobre todo porque lo siento más ligero que la shell de Canonical. Debido a que la integración de Gnome-shell en ubuntu peca de fea y que Fedora no me convence del todo, sobre todo porque quien hace hábito usando las distros derivadas de Debian, pues tiene una tendencia a la comodidad que da la familiaridad de ambas distribuciones. 

Sin embargo, como Unity no va del todo fino y Gnome-shell no está bien integrado en Ubuntu, pues decidí probar otro entorno, desde él escribo este texto: xfce en, cómo no, Xubuntu. Con una manita de gato es una distro a considerar. Aquí una captura:






Desde ya, un abrazo.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Camino a casa...

Camino a casa recordé esa charla. Habíamos ido a pie desde el trabajo hasta el centro de la ciudad. Llegamos a una calle que estaban remodelando, las aceras estaban cubiertas por adoquines amontonados, nos detuvimos. Querías que te acompañara a comprar libros que donarías o eso me habías dicho, pero sólo podía llegar hasta allí por que mi otra vida me esperaba. Así que pretendimos charlar sin más. 

Hablamos sobre muchas cosas, incluidas algunas indiscreciones sobre la manera en que te gustaba hacer el amor -o mejor dicho, la manera en que te molestaba menos hacer el amor- supuse que tenías un problema, uno muy grave como para tener ese desinterés por los deseos carnales.

Me habías narrado toda tu vida sexual con una especie de pasividad tal que causaba pena y, sin embargo, estabas ahí de pie con una expresión de pudor o valemadrismo que envidiaría una piruja. En ese momento, no supe que hacía yo allí, junto a tí, escuchándote hablar y fingiendo interés, tratando de echar una cana al aire.

sábado, 13 de agosto de 2011

33...

En otras culturas, cuando un hombre cumplía 33 años era considerado ya un hombre maduro, a mí todavía me dicen "joven" aún cuando a ojo de buen cubero me echan 36 o más ¿será que la vida no me ha tratado nada bien? Bah!

viernes, 1 de julio de 2011

Un viernes negro.

¿Cuándo comenzamos a pensarnos indispensables? ¿En qué momento creímos que nada ni nadie podría tocarnos? ¿Cómo pudimos pecar de ingenuos?  

Hace poco tiempo supusimos que las cosas mejorarían, siempre he esperado que mejoren, año con año me digo a mí mismo que mejorarán, hasta el día de hoy en que tengo la certeza de que eso no pasará porque inocentemente dimos posada al enemigo y no sólo vive en casa, además, es él el que manda.

Hoy ha sido un día decepcionante, de esos que sólo deseas que acaben y que se lleve las malas nuevas que trajo. No exagero si digo que hoy fue un viernes negro en el que grandes amigos han caído -laboralmente hablando-. Dios los bendiga.

Desde ya, un abrazo. 

domingo, 5 de junio de 2011

...


Ella miraba la luna a través de la ventana, yo miraba sus nalgas. Ella hablaba sobre nuestro futuro y, creo, sobre la posibilidad de un hijo. Yo, sinceramente, no podía dejar de ver sus nalgas.

Esa mañana algo tenía de nostálgica. Llovía afuera y el café estaba insípido. Habló de una hermosa casa en venta al final de la avenida, de que las tasas de interés andaban por los suelos y que en veinticinco o treinta años aquella, la casa, valdría si no el triple, el doble de que lo que se pagara por ella. Batía un par de huevos, hablaba conmigo, soñaba sola.

sábado, 4 de junio de 2011

Fedora, estuvo instalada en mi laptop cerca de un mes antes de la salida de la versión final 15 y aunque su desempeño era formidable y es la primera de las distribuciones de Linux (GNU/Linux), que incorpora Gnome3 terminé por reinstalar Debian Squeeze, para luego, en un ataque de versionitis, migrar a la versión de pruebas de esta distribución  que fue con la que me inicié en el mundo Linux y por la que tengo una enfermiza debilidad.

El diseño artístico de Ubuntu, seguramente la más famosa de las distribuciones linux, es otra debilidad mía. Por eso es que mi Debian es muy parecido a ésta. Aquí una captura de mi actual sistema:

jueves, 28 de abril de 2011

viernes, 22 de abril de 2011

...


Yo no quiero un amor platónico
ni siquiera quiero un amor
me basta con una mujer
y un café por la mañana.

viernes, 1 de abril de 2011

Improperio.

Recuerdo ávidamente un felacio, una catarsis sexual, si es que esto es posible, invadiendo mi cuerpo. Aquella boca, tu boca, se apropiaba de mí. Te miré desde esta perspectiva lujuriosa y me pregunto si soy yo quien lleva la batuta o si son tus labios los que mandan. Asumo lo segundo. Me haces creer lo contrario, pero es sólo una creencia. En el espejo de mi imaginación estás hincada, realmente lo estás, pero soy yo el que suplica, el que ruega, porque sigas. Y sigues.

viernes, 25 de marzo de 2011

...

Puse a orear,
junto a mis calzoncillos,
un par de ideas.

Las ideas se han secado ya.

lunes, 14 de marzo de 2011

Enamorarse y no.

A Claudia,
Mi ejercicio contra el infortunio.

"enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
(...)"
Enamorarse y no,
Mario Benedetti.

Cuando uno se enamora camina junto al ser amado en el limbo de las palabras cursis, de las llamadas infinitas, de los poemas susurrados al oído, en el limbo de las caricias interminables, de los recitales de poesía, de las risas contagiosas, de la sublime complicidad. Cuando uno se enamora sólo ve,  en el ser amado, lo bueno y lo bello,  relegando en el olvido todo aquello que en ese momento carece de importancia.
Cuando nos enamoramos las praderas son lo suficientemente pequeñas como para recorrerlas en busca de los  brazos de la amada y las noches se decantan con extraordinaria rapidez y los encuentros románticos y sexuales transcurren en un abrir y cerrar de ojos. Cuando uno se enamora todo ocurre en un suspiro, efímero pero contradictoriamente interminable y sólo la espera frusta esa felicidad.
Cuando amamos los olores se perciben tal cual son, se acaricia el cuerpo de la amada sin el imaginario propiciado por el enamoramiento, los ocasos no son más ocres de lo que son, ni la lluvia tiene de nostálgica más que lo que en realidad tiene, tampoco se disfruta más de la compañía de un café oloroso, ni el vino sabe mejor de lo que sabe sino que solamente se disfrutan las cosas tal cual son, se ama la sencillez de una tasa de café y de los huevos revueltos por la mañana, se ama sencillamente el acto de posar una mano sobre el seno de la amada mientras duerme, sujetarle de las caderas, tomarla por la cintura, oler y besar su cuello, solo porque puedes hacerlo en cualquier momento, porque se sabe que ella o él estará allí cuando desees hacerlo. Cuando uno ama ve el vaso medio vacío sin concederle importancia.
Cuando se ama, se aman las cosas por lo que son, por lo que representan, no porque se espera más de ella, no porque nos imaginamos más cuantiosa la fortuna, ni porque se espera una vida llena de alegrías, se ama porque aquellos instantes de felicidad valen para toda la vida y la vida tiene de fugaz lo que dura un parpadeo.
Desde ya, un abrazo.

sábado, 12 de febrero de 2011

Aviso de ocasión.

Hombre de espíritu infantil volando papalote busca mujer airosa llamada Claudia para tórrido romance de atardeceres vertiginosos...

viernes, 4 de febrero de 2011

Alucinaciones de un enfermo.

Supongo que fue la temperatura o ese escalofrío en mi médula espinal lo que me llevó a abrir los ojos. Me ardían. Al ir al baño noté que mis huevos me llegaban hasta las rodillas. Tenía un frío de "no mames" que me hacía tiritar. Me recosté y dormité un rato. Deseaba un cigarro pero hace un mes que no fumaba, el deseo pasó fugazmente. Como no pude conciliar el sueño divagué.

Ella me alcanzó un sábado en la oficina, llevaba falda y lo que en ese momentó pensé que eran mallas. Su silencio era de molestia no supe a qué atribuírselo. Me acerqué a ella y le dije algo al oído. Era principio o finales de invierno. Ella caminaba hacia los sanitarios y yo iba detrás, volvía la mirada y sonreía. Luego apresuró el paso, entró al baño y un instante después me llamó.

Entramos a un sanitario. Cuando Hotcho ladró, despertándome, ella tenía mi miembro en la boca. Maldije. Desperté con temperatura y los huevos hasta las rodillas.

jueves, 6 de enero de 2011

Día de reyes.

Hoy por la mañana, al pie del árbol navideño, encontré por regalo una carta de los Reyes Magos, decía "adjunto al presente hallarás un pase y un vale por un table en el 40 Grados"... Dios bendiga a los bien portados.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.