miércoles, 15 de julio de 2009

Bitácora de un sedentario redimiéndose.


Hace aproximadamente un mes y medio dejé de lado nuevamente mi vida sedentaria, volví a entrenar box después de más de medio año de inactividad, tiempo en el que le entré con singular alegría a los tacos, tortas, gorditas y compañía, cosa que generó un particular abultamiento de la parte media de mi tronco, pasando de 84 a 96 kilos, gramos más, gramos menos, al día de hoy peso 92 kilos. Mi meta es llegar a 80 kilos esta será la bitacora que contará, si no calorías, el resumen de mi diario entrenamiento. La foto que antecede es un bosquejo de lo que soy en estos momento.
Desde ya, un abrazo.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.