martes, 15 de septiembre de 2009

Desde paquita la del barrio...

Hasta Maná han sido acribillados de manera infame, desde tenores a baritonos, hemos recorrido la discografìa de los años ochenta a la fecha y por igual hemos sido verdugos de canta-autores, el placer de burlarse es inigualable. El chacal se ha ido a dormir de puro cansancio.

En estos momentos cierro el blog, la peda como una ópera ha venido de menos a más, de menos tequila a más tequila. Mañana continuaré, si mi concidición lo permite, con el resumen de la peda.

El grito omitimos darlo, que el cura Hidalgo se revuelva en su tumba, la fiesta se ha puesto color de hormiga, los tequilas comienzan sus efectos y esto apenas comienza. Desde ya un abrazo.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.