martes, 15 de septiembre de 2009

Primera voz

El anfitrión abre la sesión de Karaoke, aunque José Josè tosiera su enfisema, interpreté El triste, triste fue el chacal quien a media canción me tocó la trompeta y la intervención de mis familiares logró arrebatarme el micrófono antes de que ocasionara una tragedia. Debo decir que no soné como un príncipe cuando más el bufón de la corte.

Mi segunda voz, Noé, fue igualmente abucheado. Desde ya un abrazo. Espero seguir informando.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.