martes, 27 de julio de 2010

Dios bendiga a las instituciones.

En otras circunstancias hubiese bociferado, gritado a los cuatro vientos, maldecido, empotricado, insultado a las instituciones,  sin embargo, siendo el aguerrido, malencarado y corajudo que soy debo decir que hoy el Instituto Poblano de la Juventud se ha ganado el mayor de mis respeto y miren que siento poco de eso por cualquier instituión pública, hoy las cosas son distintas por que en el abandono informático que cierta empresa proveedora de servicios de televisión por cable, telefonía e internet con nombre en primera persona ha tenido a mal desproveerme de ese servicio tan inecesariamente básico ¡malandrines! ¡egoístas! ¡qué más da la razón, el exceso o escaso pago! ¡nada hay que justifique semejante acto de barbarie! 

Así que cabilé concienzudamente, reflexioné largamente, consulté al oráculo y resuelto he decido cambiarme de proveedor, he pensado en crackear la red del vecino pero casi siempre he procurado desistir de cometer cualquier acción deshonrosa -además de que no tengo el parche para echar andar mi tarjeta wifi en modo monitor y, curiosamente, necesito internet para bajarlo-, en fin, decía que hasta el día de hoy puedo bien hablar de una institución pública puesto que hoy me ha proveído cerca de media hora de servicio gratuito de internet en máquinas en buenas condiciones y con Ubuntu! que más se puede pedir?!

Desde ya, un abrazo. 


jueves, 22 de julio de 2010

Escribe, sólo escribe.

I

Sobre la acera. El frío de la noche se concentraba bajo tu blusa, una voz que maduró entre tus labios quebró el silencio ¿Era tuya? Una mueca fingió tu sonrisa, yo imaginaba tus pantaletas y caían las estrellas.

II

Toqué la superficie de tu piel, transpirabas, deposité savia entre tus piernas, ahora déjame descansar sobre la cama.

IX

El vodka resbala sinuosamente en mi garganta, no hay palabras, tampoco cigarros, solo vodka en un vaso de cristal despostillado, también una fotografía tuya que mantiene tibio tu recuerdo, una luna vouyerista se asoma por la ventana.

X

La última y nos vamos, sí, yo y tu retrato, tus labios saben a alcohol ¿es mi aliento rebotando contra tu fotografía? No lo sé. Un par de gatos maúllan en la calle, víctima y victimario de un pecado sexual. Mi mano izquierda se arrincona bajo la sábana ¿por qué la izquierda? me quedo dormido.

domingo, 18 de julio de 2010

A veces necesitamos tomar un poco de aire. Detenernos un poco y reflexionar, cabilar, respirar profundamente, exhalar, fumarnos un cigarrillo, oír un poco de música y pensar. Hacer una síntesis de nuestra vida, valorar, evaluar nuestros errores, sopesar las decisiones que con el tiempo nos han colocado en el lugar en el que estamos, retroceder un poco en el tiempo, sólo un poco, recordar fugazmente, no debemos invertir demasiado en esto. 

Todo implica un costo, tal o cual decisión, aquello que dejamos sin hacer por hacer algo más, así es como vamos trazando el camino que tomarán nuestras vidas, muchas veces habrá de bifurcarse como consecuencia de una decisión tomada en un mal momento, en un arrebato, con ese dejo de ira de un momento difícil y sabremos que hemos errado al pronunciar la última de las palabras que comuniquen nuestra decisión, pero que más da, es parte del juego, del riesgo, es nuestro margen de error.

Así, nunca sabremos como pudo ser nuestra vida,  la otra vida, solo nos queda elegir de entre las opciones que tenemos a la vista, si nos equivocamos, o no, es algo que nunca sabremos... pero que más da, imaginemos.

Desde ya, un abrazo.

Un miembro más en la familia.


En el absurdo de las cosas, ante una cruenta crisis, ante un cabalgante desempleo, ante una inestabilidad política, ante el desemparo de la seguridad pública, ante una familia de cuatro personas, dos perros y una inexplicable ganas de adquirir otra mascota, recibimos con ansias un nuevo integrante, "Wii-lfredo", un peculiarisimo especímen de pequeñas dimensiones.
El nuevo integrante de la familia simboliza el regalo familiar para un par de graduados, Ethianne y Camila. Creo que representa un buen regalo y debo decir que es sumamente divertido además de que el perfil de la consola, interactiva por defecto, y un poco de entusiasmo ayudará a sacar del letargo a cualquier anatomía.

Respuesta divina.

Al despertar agradecía por la dicha de un nuevo día, al dormir le suplicaba porque le cuidara de todo mal, pedía afanoso, solicitaba persistente aún cuando nunca obtenía respuesta. Aquél día avasayaba su espíritu rezando a su Dios con vehemencia, cuando más intensamente oraba nubes negras oscurecieron la tarde, relámpagos surcaron el cielo y una voz como un trueno respondió a su petición con un "no ha lugar".


Desde ya, un abrazo.

sábado, 17 de julio de 2010

La cosa más bella.

Recuerdo mi estadía en un departamento de interés social, eran los primeros meses de nuestra relación. En una ocasión ella se levantó de la cama y caminó desnuda al baño, observaba sus nalgas cuando volvió la mirada y me sonrió maliciosa.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.