sábado, 17 de julio de 2010

La cosa más bella.

Recuerdo mi estadía en un departamento de interés social, eran los primeros meses de nuestra relación. En una ocasión ella se levantó de la cama y caminó desnuda al baño, observaba sus nalgas cuando volvió la mirada y me sonrió maliciosa.

Con grandes aspiraciones.

Sólo quiero ser un viejo decrépito, rabo verde y borracho, como Buk.